Denis Cooper

De Denis Cooper puedo decir que desde hace bastante tiempo he leído alguno de sus artículos, las entrevistas que luego suele hacer a Rockstar para la revista Spin, ignoraba su poesía puesto que realmente no es un poeta prolífico, al menos no uno que se haya dedicado a expandir su poesía, su leit motiv está en la prosa. Sus novelas de clara tendencia y temática gay son una relativa y descarnada visión de la norteamérica en decadencia de sí misma. Alcancé a leer de su retafila de novelas famosas, apenas “Cacheo” con una traducción española de estilo guarro, hoy mismo he visto en el blog de Oscar Cid, un poema de Cooper, y luego de leerlo entendí el sentido del reconocimiento, la poesía funciona más que como un vehículo a las experiencias personales más bien con un catalizador de esas pequeñas vivencias que llenan de una u otra manera la esencia de las personas, puedo sentirlo en el poema y en su prosa que he leído. No podía ser de otra manera.

Encontré en el suplemento La Luna del periódico El mundo está básica entrevista para entender los sinos de Cooper.

Pregunta: Tu poesía se aproxima más a tu experiencia personal que tu prosa…
Respuesta: En mis novelas suelo hablar de cosas que me han ocurrido o que he sentido, pero tengo tendencia a transformarlas en vehículos para acercarme a lugares que me asustan y fascinan. Mis propias vivencias son un punto de partida y una forma de comprometerme honesta y emocio- nalmente con la ficción. Como poeta, hablo de mi vida y de mis sentimientos sin muchas interferencias, con precisión.
P: En los poemas más recientes pareces más tranquilo. ¿Cómo afrontas el hecho de crecer?
R: Cuando comencé a escribir tenía la intensa creencia de que la belleza, el sexo y el amor eran la llave para conseguir la felicidad y la plenitud. Ahora intento superar el dolor de haber perdido definitivamente la inocencia. Digamos que mis primeros poemas son confesiones sobre chicos de los que estaba enamorado y, los últimos, lo que podría leer en el funeral de estos mismos chicos.
P: El cuerpo suele ser receptor de emociones extremas y místicas. ¿Queda lugar para el espíritu?
R: Supongo que debe haber algún tipo de significado espiritual en todo, pero no creo que nuestro cerebro pueda descifrarlo. Me interesan más las formas enfermas e inofensivas que surgen alrededor del concepto, los fantasmas, los ovnis o los seres psicóticos, que la forma dictatorial que impulsan las religiones.
P: ¿Dónde está el fin último del asesinato?
R: En mi obra, matar es una manera de detener el dolor que provoca no ser capaz de entender y poseer a la gente que amas. Nunca funciona, pero es el único método que mis personajes creen tener para unirse con el objeto de su obsesión. Ven una lógica: si no son suyos de una forma completa, al menos pueden congelarlos cuando los poseen. La destrucción es una manera de borrar el pasado y el futuro, la víctima queda suspendida en la eternidad con su amante.
P: ¿A qué viene tanta manía por John John Kennedy en tus primeros poemas, sentiste tanto su muerte?
R: Cuando era joven me sentía relacionado con él de una manera más intensa que con cualquier otro famoso. Por aquella época, la prensa sólo hablaba de sus problemas en el colegio y con las chicas y a mí me fascinaba la mezcla de glamour y fracaso que lo rodeaba. Luego dejó de interesarme.
P: ¿Te sientes como un romántico en un mundo nihilista?
R: Quizá sí. Soy un anarquista por principio. Creo que la vida es una batalla continua contra las creencias y los estereotipos que el poder ha ido perpetuando. Si pensar que las personas son fundamentalmente buenas y las estructuras de control perversas es una idea romántica, lo soy.
P: ¿Qué te parecen escritores como David Foster Wallace, Michael Chabon o J. T. Leroy, a quien has apadrinado?
R: Foster Wallace es fácilmente uno de los mejores, de los pocos que logran llegar hasta el fondo. A J. T. lo conozco desde que era un crío que merodeaba por las calles y Sarah es una novela estupenda; espero que su obsesión por convertirse en una celebridad no le aparte de la literatura. Chabon no me interesa nada, me parece un escritor de entretenimiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s